(Les mauvaises herbes)

 Julio 20 a 23: 4:00 y 8:30 pm.

Julio 24 a 26: 6:15 pm.

Jacques es un actor que huye al campo para escapar de sus deudas de juego. Allí conoce a Simon, un agricultor áspero y astuto que lo manipula e introduce en su negocio. Después de un comienzo difícil, los hombres se ayudan mutuamente a cultivar marihuana. Un día conocen a Francesca, una mujer joven que pronto se une a ellos. Cuando llega la cosecha de invierno, los tres han aprendido a vivir juntos, pero fuerzas externas amenazan el delicado equilibrio de su pequeño negocio.

Dirección: Louis Bélanger.

Guión: Louis Bélanger, Alexis Martin.

Producción: Lorraine Dufour, Luc Vandal.

Productoras: Coop Vidéo de Montréal.

Reparto: Alexis Martin, Gilles Renaud, Emmanuelle Lussier Martinez, Myriam Côté, Gary Boudreault, François Papineau, Stéphane Jacques, Sylvio Archambault.

Fotografía: Pierre Mignot.

Edición: Claude Palardy.

Diseño de producción: André-Line Beauparlant.

Dirección de arte: Philippe Lord.

Supervisión de edición sonora: Louis Collin.

Duración: 105 min.

Género: Drama, Comedia.

Año: 2016.

País: Canadá.

Idioma: francés, subtitulado al español.

Censura: 16 años.

Nominada:

Premios Pantalla Canadiense, Canadá, 2017 – Mejor diseño de producción.

Festival Internacional de Cine de Santa Barbara, 2016 – Mejor película internacional.

CRITICAS:
Redacción: Cromos.
“Es la más reciente película de un director que se ha consolidado como uno de los mejores exponentes del cine canadiense. Una película cómica, emocionante y pertinente que, a través de sus entrañables personajes, toca el delicado tema de la marihuana.”     
Karen Rodríguez: El Espectador.

“Las películas de Louis Bélanger son el resultado de la observación de la cotidianidad. Son el intento diario de encontrar un sentido a la vida a través de pequeñas acciones que en conjunto se pueden convertir en grandes transformaciones. Son un diálogo con el espectador que pretende que este se conmueva y divierta al mismo tiempo.”

 

Adriana Bernal: Distinta Mirada.

“A pesar de recibir siempre muy buenas calificaciones, es difícil poder tener la oportunidad de ver cine canadiense en nuestro país. Por esta razón, esta se convierte en una gran oportunidad para deleitarse con un estilo cinematográfico diferente, que envuelve narrativas, géneros y directores muy variados. (…) Las malas hierbas es una película que, a pesar de la sencillez de su estructura, mantiene una trama lo suficientemente atractiva como para tener al espectador atento en cierto nivel a la evolución de la historia. (…) Lo anterior genera una extraña sensación de aislamiento que no es total, a pesar de que por la particularidad de la situación y la excentricidad de la atmósfera es casi una necesidad querer saber el final de todo, pero que tarde o temprano hace que la película avance un poco lenta y quizá sin un encanto especial que la haga diferenciarse notablemente de otras tantas. (…) Lo más importante es que con esta y muchas otras películas más, se reafirma la idea de que a través del cine se puede echar un leve vistazo a la forma de ser, pensar, sentir, crecer y vivir de otras culturas. Tal vez puede que esta no sea la apuesta más representativa del director Louis Bélanger, quien con un amplio recorrido ha logrado sobreponer su nombre dentro de los directores reconocidos de su país, sino que  simplemente es un producto que además de cómico, pone en evidencia parcial puntos importantes sobre la estructuración, autoestima, proyección, rencor, tristeza, anhelos, sueños y libertad del ser humano… de seres humanos que sólo encontrándose entre sí bajo condiciones adversas logran redefinir realmente lo que los mueve y motiva.”