Septiembre 21 a 24: 4:00 y 8:30 pm.

Septiembre 25 a 27: 6:15 pm.

Pierre, viudo y jubilado, no sale de su casa desde hace dos años. Poco a poco descubre las alegrías de Internet gracias a Alex, un joven contratado por su hija para enseñarle los conceptos básicos de los ordenadores. En un sitio de citas, una hermosa joven, ‘Flora63’, le ofrece una primera cita.

Dirección: Stéphane Robelin.

Guión: Stéphane Robelin.

Producción: Fabian Gasmia.

Productoras: Coproducción Francia-Bélgica-Alemania, Ici et Là Productions, La Compagnie Cinématographique, Detailfilm, Gasmia Film, MMC Movies, Panache Productions.

Reparto: Pierre Richard, Yaniss Lespert, Fanny Valette, Stéphanie Crayencour, Stéphane Bissot, Macha Méril, Gustave Kervern, Pierre Kiwitt, Anna Bederke.

Fotografía: Priscila Guedes.

Edición: Patrick Wilfert.

Diseño de producción: Patrick Dechesne, Alain-Pascal, Housiaux.

Música: Vladimir Cosma.

Diseño sonoro: Manuel Meichsner.

Duración: 99 min.

Género: Romance, Comedia.

Año: 2017.

Países: Austria, Francia, Bélgica, Alemania.

Idioma: francés, subtitulado al español.

Censura: 16 años.

CRITICAS:
Philipp Engel: Fotogramas.
<em>“La premisa es la que es, una comedia tierna y sentimental sobre un señor mayor, encarnado por una vieja gloria de la comedia (Pierre Richard), que redescubre la vida a través de la Red, todo desde un punto de vista muy conservador que no admite ni por asomo la posibilidad de una relación entre un anciano y una treintañera. Dicho esto, siempre dentro de los estrechísimos márgenes de una feel-good movie a la francesa, con un guion que avanza a golpe de clichés y equívocos vodevilescos, la película se desarrolla con una cierta elegancia, sin caer de lleno en una cursilería demasiado embarazosa, mientras que su humor, tan blanco como inofensivo, también acaba resultando bastante fino e incluso da para unas risas. Y todo, gracias a los destellos de humanidad en la mirada de un contenido Richard, y al buen hacer de Yaniss Lespert, impecable en la piel de un joven aspirante a escritor sobrepasado por los acontecimientos. Súmese una sobria puesta en escena, una música agradable y un puñado de buenos secundarios, para concluir que este Cyrano 2.0 se recibe como una grata sorpresa.”</em>
Alberto Luchini: Diario El Mundo.
<em>“Aunque los títulos de crédito no lo reconozcan, esta agradable comedia romántica no es sino una traslación del clásico </em><em>Cyrano de Bérgerac</em><em> al siglo XXI, con internet como estrella invitada. El protagonista (el veterano Pierre Richard, en plena forma) es un viudo cuasi octogenario que empieza a bucear en portales de citas y se enamora de una guapa y sensible mujer de 31 años. Para solventar el tema de la edad, le muestra una foto de su profesor de informática treintañero y convence a éste para que le suplante en su primera cita. La mujer, que ya estaba rendida ante la personalidad del anciano, cae ante los encantos del joven, con lo que se establece un perverso y morboso triángulo en el que la muchacha, víctima de una conspiración dual que cada vez va a más, es manipulada por los dos hombres. Equívocos, enredos, situaciones de vodevil (a las que contribuyen mucho otros dos personajes, la hija y la nieta del viudo, novia del profesor sin que su abuelo lo sepa) y diálogos frescos conforman una película entretenida y divertida.”</em>