Las diversas vertientes de la animación se observan con la lupa dirigida del Salón del Autor

“La juventud no quiere que la llenen de temas educativos. Tenemos que saber camuflarlos”: Carlos Smith en el 18° Salón Internacional del Autor Audiovisual.

Temas varios y puntuales ha ofrecido el 18° Salón Internacional del Autor Audiovisual, “Animación: Creando la ilusión del movimiento.” A la fecha y hasta el 22 de octubre, durante la mañana y la tarde, en Combarranquilla sedes Boston y Country, panelistas y público han intercambiado experiencias y opiniones al participar de la programación académica del evento.

Por Julio Lara Bejarano. Jefe de Prensa.

“El cine debe cumplir también una función social”, manifestó Fernando Laverde, pionero de la animación colombiana, en uno de los conversatorios de la agenda académica del 18° Salón Internacional del Autor Audiovisual. Con el rótulo de “Animación: creando la ilusión del movimiento”, veinte especialistas han participado de múltiples encuentros con el público. La Cinemateca del Caribe apuntó, desde la propia escogencia del tema, a enfocar la mirada en Latinoamérica, en momentos de actual efervescencia del empleo del recurso, lo que ha permitido develar el pasado, aprender de las experiencias recientes y entender las sinergias de producción en esta y otras regiones del mundo. Trabajar desde la perspectiva de la economía creativa ha sido la excusa para debatir sobre la animación como ¿técnica o género audiovisual?, los procesos de creación y herramientas tradicionales y actuales para animar en cine, televisión, videojuegos y nuevas plataformas así, como la financiación local, coproducción internacional, distribución, festivales y mercados audiovisuales.

“Chile es un país muy conservador. Están comenzando a producir contenidos infantiles educativos, y, sin embargo, los programas que marcan alto rating son los de farándula”, puntualizó Carlos Ulisse respecto al tema de entretener y educar por la vía de la emoción, el gusto por la belleza, el deleite ante la creación de mundos ficticios y la capacidad de influenciar en imaginarios y comportamientos sociales. “Eureka –empresa fundada por el chileno- crea estos contenidos infantiles de una manera entretenida, gestando nuevas herramientas para educar de forma lúdica. Como un brócoli, que la mayoría de los niños rechaza, pero con cobertura de chocolate. Se trata de equilibrar la balanza”; propuesta a la que adhiere el realizador colombiano Carlos Smith: “La juventud no quiere que la llenen de temas educativos. Tenemos que saber camuflarlos. Contarlo sin que parezca interesante para que sea interesante, con emociones e historias.”

Por otro lado, la variedad en prácticas: la tradicional, la vía digital, la combinación de ambas, y qué tanto influye el mercado en la elección de alguna de las disponibles fueron algunos de los temas más debatidos. “Para hacer animación no se necesita saber dibujar; ahora es mucho mas fácil hacerla porque existen diferentes programas que facilitan la tarea. En Colombia no existe todavía una carrera profesional como animador, tan solo tecnológica, como en el caso del SENA. Lo malo es que creen que el software lo hará todo pues estamos acostumbrados al facilismo”, expresó el colombiano Óscar Andrade, añadiendo a ello la impresión de Mauricio García Arias, respecto a que “vivimos más asustados porque hay muchas herramientas y cuesta mucho trabajo generar las técnicas. Hace falta conocer el mundo y aceptarlo”, señaló el invitado.

Quizás por esto llama especial atención el trabajo del maestro Fernando Laverde, quien afirma no haber contado con demasiada inversión ni personal externos. Su familia fue de mucha ayuda para su crecimiento como animador. Su esposa, ya fallecida, era la diseñadora de vestuario, su hija, la administradora, y el hijo, un gran director de fotografía.

“Es un placer tener una idea y poder realizarla, como también medir el beneficio que pueda tener ésta a nivel pedagógico y estético”, sentenció Laverde al tiempo que recalcó lo mucho que cree y confía en la sapiencia de los actores, como en el hecho de empezar por la grabación de las voces al momento de definir el flujo de trabajo en sus obras de animación cuadro a cuadro, también denominadas de stopmotion.

“En Martín Fierro hay un plano que yo dirigí y Laverde no lo sabía”, comentó el cineasta Juan Padrón, quien también indicó que al proliferar la producción de películas animadas para adultos se fue eliminando en Cuba la censura educativa. Pero fue precisamente la distribución de los contenidos animados lo que motivó la intervención del mexicano Alberto Rodríguez: “Somos consumidores de la línea final. Todos los contenidos que generamos están marcados por esta línea. Deberíamos enfocarnos en crear otros nuevos, tecnológicos y educativos.” Alrededor de este tópico se debatieron temas como el papel del Internet y los dispositivos móviles en el consumo, así como las llamadas nuevas narrativas y el retorno económico. Pero una expresión que conmovió a los presentes en el Taller “Historia de una familia que hizo películas animadas”, ofrecido por el colombiano Fernando Laverde, fue aquella sobre los frutos derivados de su aguerrida y paciente labor: “Una de las mayores recompensas de este trabajo es lograr que la gente lo quiera a uno”, dijo visiblemente agradecido con la audiencia reunida en el recinto.

“Creando la ilusión del movimiento”, “Los senderos de la animación” y “Sosteniendo la fábrica de creatividad y fantasía” fueron los ejes temáticos de tres conversatorios que abarcaron la programación matinal del 18° Salón Internacional del Autor Audiovisual. De la misma fuente bebió el espacio “Cómo hacer un guión para animación”, en el que el cubano Juan Padrón hizo gala de su irreverencia y conocimiento sobre el relato audiovisual, haciendo hincapié en los principios básicos que rigen el acto de animar personajes en una película, mientras que la proyección de sus Quinoscopios (con ideas y diseño del creador de Mafalda) causaron la hilaridad de los asistentes. Del mismo modo el conversatorio “Caribe animado” aportó una visión panorámica sobre las realidades animadas de la región.

Restan todavía los momentos: “El videojuego en Colombia: Producción y mercado” (Taller, sala Country, Oct. 19, 3:00 a 4:30 pm., ofrecido por John Higuera, Colombia), “Experiencia Vivelab: Procesos formativos en el Caribe colombiano” (Conferencia, sala Country, Oct. 20, 5:00 a 7:00 pm., presentado por Giuliano Cavalli) y “Folimage Studio: Magia y creatividad sin límites” (Encuentro magistral, Oct. 22, 5:00 a 7:00 pm., con la presencia de los franceses Jacques-Rémy Girerd y Yasmina Bouachrine), sin mencionar las demás Exhibiciones y cine foros aún pendientes en Combarranquilla Country.