Julio 20 a 23: 6:15 pm.

Julio 24 a 26: 4:00 y 8:30 pm.

A sus treinta años Virginia está decidida a suicidarse. Pero sin saberlo, su decisión, también está lejos de acabar con ella. Aun cuando sus piernas quedaron congeladas por el miedo a las alturas y su intento la convierte en una celebridad mediática, este acto le abrirá el camino para que finalmente pueda vivir sin arrastrar el peso del desamor que carga desde que su padre la abandonó. Entre Rock, lágrimas, y frenesí, Virginia hará su viaje para descubrir los secretos del pasado y el deseo de vivir. Un músico desaliñado, un galán de novela, dos amigas disfuncionales y una abuela marihuanera, le acompañan a través de una historia que rinde homenaje al cine y a la vida, al amor, pero sobre todo al corazón de las mujeres. Con flashbacks recreados en animación, Virginia es el collage de una vida llena de tropiezos, la cual empodera la nostalgia del amor.

Dirección: Claudio Cataño.

Guión: Claudio Cataño, inspirado en la Novela de Patricia Castañeda.

Producción: Patricia Castañeda

Productora: El Circo Film.

Reparto: Cristina Umaña, Majida Issa, José Ángel Bichir, Patricia Castañeda, Marcela Carvajal, Aldemar Correa, Juliana Betancourth.

Fotografía: Mauricio Cataño

Edición: Juan David Caro

Diseño de producción: Francisco Arbeláez

Música: Alejandro Cárdenas.

Diseño sonoro: Santiago Camacho.

Animación: Álvaro Herrera, Camilo Herrera.

Duración: 97 min.

Género: Drama.

Año: 2017.

País: Colombia.

Idioma: español.

Censura: 16 años.

CRITICAS:
Sandra Ríos: Cine Vista Blog.
“(…) Cataño vuelve a tener en el centro de la historia a un personaje corriente, otro ser nostálgico que sufre intensamente, toma medidas extremas y hace una introspección de su vida. (…) La situación sentimental de su protagonista da para pensar que esta es una de esas películas depresivas, pero Virginia Casta es un drama que mezcla toques de humor negro y que cuenta la historia de una caleña de 30 años con una buena posición laboral, pero que tiene una decepción amorosa que la deja al borde del suicidio, siendo rescatada por un mexicano muy caleño (…). El intento de matarse la hace famosa en las redes sociales gracias a los testigos, así que ahora debe sobrevivir a las miradas de los desconocidos que la reconocen en la calle y al desamor, en medio de la ruda competencia del trabajo y la tentación de volver a caer cuando aparezca su amado. Esos momentos de amargura los va pasando en compañía de dos amigas muy distintas entre sí, con las cuales tiene la oportunidad de reflexionar sobre el amor, los miedos y los anhelos que conlleva la vida misma; la de Virginia Casta y la de las demás. (…) El director describe la película como un “collage” de la vida de una persona, y sí, Virginia Casta es la suma de varios momentos, de dolor y locura, algunos de ellos sin una continuidad rígida. Momentos de hecho que se presentan casi como fragmentos de una situación de su protagonista, en una historia que recurre constantemente a la voz en off (del propio director y en un correcto tono) y al flashback a través de la animación (bien lograda), recurso ingenioso que abarata costos de una producción pequeña y que le da a esta película otra dinámica. La ciudad es un elemento importante, así como su clima, sus calles, su ambiente y la música, sin tratarse de un largometraje para promocionarla o ser regional. De hecho, todo el reparto utiliza un acento caleño moderado. Cali no se oculta en la historia y se muestra con gran belleza.”